Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 28 de agosto de 2008

Caramelo

Me gustas más cuando te desnudas con la poesía que niegas:

saborazúcarmorena





.














domingo, 10 de agosto de 2008

Marietta y Sexton

Le decía yo a mi querida Pola, -hermana de adulación, que me gustan sus textos, y ella gusta de los míos-, lo emocionada que me siento por su primer lugar, y es que bueno, para muchos no será tan relevante, pero para uno, con todo lo que hay al rededor -con todo eso de “ande putitos”, “cayó cielo literario”, “publicación”, “presentación”- es un gusto como demasiado compartido, y muy bien merecido, pues nada, que de qué mierda hablo, chequen aquí abajo:

Y le mando una de esas sacudidas que nacen siendo abrazos y mueren desbordados de euforia, felicidades Marietta.


A los que vienen, pues les dejo esto, precisamente de Maribel y de su cuento ganador "No leas a Sexton sin mí":


“Entendí que ya no me eras prescindible cuando descubrí la miel para diabéticos. (A Otto)” después aparece la siguiente nota: “No leas a Anne Sexton sin acordarte de mí, antes di que no eres un torbellino, que una muerte no se coge en un dormitorio, que mejor me quede callada que no debo morir sin antes corroernos como se debe, y ¿qué se debe?, -No debes leer a Anne Sexton sin mí-.”



Yo ahora ya no leere a Sexton sin acordarme de tu primer lugar. ;)


viernes, 8 de agosto de 2008

confesionario

Ni catedral
ni parroquia
:
quiero ser tu pecado.
-
más vale que seas creyente
que este infierno sí quema.


Con calor, tu sacrilegio.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Candombe marino

El mar t a n solo,

y yo

t a n salada

soleada

sorteada.


Cántame al oído los secretos

del

ayer.



domingo, 3 de agosto de 2008

My electrical morning




Cause I've never felt so dizzy

since I was a baby

in the merry-go-round

so stay by my side

and get me drunk each night

Marlango
Extrañas han sido las mañanas estos días, de vuelta a esta casa que se hace más mía, vengo en el camino con la pintura corrida, el pelo revuelto y el desconcierto de las seis de la mañana, para mí es ayer y para todos ya es hoy, van ellos tan ajenos y cotidianos, bañados, esperando el camión, listos para empezar el día, y vengo yo viajando como en una burbuja, rompiendo el tiempo, arrastrando la noche al sol que a penas va a nacer, como si quisiera pintar con las luces urbanas un resplandor de domingo soleado, como si ya fuera poco con trasgredir así los tiempos e intentara compactarlos todavía más. Tan grosera, tan prosaica: tan feliz.

---------------
Foto: Rodolfo Arévalo
Aprovecho para recomendar ampliamente el disco
The electrical morning de Marlango.