Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 16 de agosto de 2010

A dos años

El pasado 26 de julio este blog cumplió dos descuidadísimos años, luciendo igual desde entonces y con letras que personalmente califico como malparidas pero sinceras y en busca de lectores, lo digo sin arrogancia, más bien como un gesto de generosidad, conmemoro pues este aniversario (y días).

Gracias a los que me han seguido (millones y millones sólo que ninguno aficionado a dejar comentarios), a quienes me dejaron de seguir, a quienes se han asomado y a los ojos que sé que están por llegar a estas líneas.

No prometo nuevos textos, quiero decir, no muchos de ellos porque como ya deben estar acostumbrados a este blog le gusta actualizarse cuando de veras le dan ganas.

A manera de celebración, estreno nueva imagen y no tanto por los dos años que lleva esta ventanita abierta, sino más bien porque hoy sin previo aviso renací, abrí los ojos y había una canción en mi cabeza, conocida pero irreconocible en la nueva yo, en fin, me miré las manos y eran las mismas, miré adentro y era otra, una con ganas de viento en la cara, entonces pues venga la celebración acostumbrada en cada re-nacimiento y tarareamos lo que canté cuando abrí la boca por primera vez -de vuelta-:

Acá el link con la canción El pajaro

4 comentarios:

Maria Font dijo...

No hay forma de poner un "Me gusta" acá pero, sábelo nena, I like that ;) Venga esa canción a garganta abierta, venga ese renacer y la apertura a la vida, el vértigo, la gravedad, la ligereza y el viento en la cara :D

lucia dijo...

mmm... ahora me da vergüenza, pero me gusta! de verdad! gracias por tu generosidad! lucia

Wendy Piede Bello dijo...

No cabe duda que esa enfermedada es de lo mejor que te pudo haber pasado para poder celebrar estos dos años de letras como se debe. Cabe decir que apenas hace alrededor de seis meses que te leo, y la verdad, soy fan. Gracias por escribir y por leer mi blog también.
Muchas entradas como estas, muchas más.

Alex Ramirez dijo...

caro me gusta un chingo los pecesitos, jaja